Heartmade

Almohada para perro

¿Quién dijo que a los perros no les gusta la comodidad? fuera quien fuera, estaba muy equivocado. Uno de mis perros es bastante caradura, para que nos vamos a engañar. Cada vez que le veía dormir, me daba cuenta de que el angelito buscaba una almohada en la que apoyarse. Como estarán suponiendo, no me llevó mucho tiempo correr a la Singer para darle el capricho.

Como se trata de una forma sencilla (un hueso), lo hice a mano alzada en un folio, dándole el tamaño adecuado para la cabeza de mi amigo peludo. Una vez tenemos el patrón de nuestro hueso, comprobamos qué le parece el tamaño al expectante perro, que nos mira como si hubiéramos perdido la cabeza. En mi caso, no tuve que hacer demasiadas variaciones porque apenas pesa 3 kilos, así que pueden imaginarse el tamaño que tiene.

Lo cosemos derecho con derecho y dejamos una abertura por la que rellenarlo con cualquier sobrita de un cojín viejo, por ejemplo. Cerramos este pequeño espacio a puntada escondida y ¡listo!, nuestro amigo de cuatro patas puede disfrutar de siestas felices y cómodas. Sinceramente, cuando lo hice no tenía muy claro que fuera a utilizarlo, porque una cosa es que él busque una zona adecuada y, otra muy distinta, que sepa cuál es su función. A pesar de mis dudas, cuando la tiene cerca no se lo piensa dos veces. En las fotos lo pueden ver dejando constancia de la necesidad imperiosa que tenía de una almohada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s